September 8, 2019

February 26, 2019

December 1, 2018

Please reload

Recent Posts

Apertura nueva web GSPILAR

June 15, 2014

1/1
Please reload

Featured Posts

CAMPAMENTO Semana Santa

          El pasado jueves 11 de abril a las 00:30 los pioneros nos disponíamos a coger un autobús hasta A Coruña, algunos durmieron y otros no ya que había un bebé que no calló en todo el viaje. Por la mañana llegamos a Coruña donde desayunamos y nos vino un bus a buscar que nos llevó a nuestro destino, O Vicedo, lugar donde íbamos a limpiar playas. Nos instalamos al llegar en el polideportivo del pueblo y el alcalde nos proporcionó materiales para limpiar playas. Poco tardamos en bajar a la playa y comer, cada uno lo que había traído, después descansamos un poco y algunos se bañaron y todo!  y nos pusimos manos a la obra con nuestro objetivo. Nos dividimos en dos grupos, cada uno se fue a un lado de la playa. Un grupo encontró todo tipo de cosas, entre las que destacaron una rueda, un volante y más piezas de coche que nos dieron a suponer que por ahí había quedado atrapado un coche. El otro grupo sin embargo encontró plásticos y plásticos.  Se veía un trocito de plástico en la arena y tenías que cavar y cavar hasta sacar el plástico entero. Costó mucho trabajo quitar algunos y se estuvo hasta media hora intentando sacarlos.

La suciedad de esta playa nos sorprendió mucho a todos y nos fue cuando todos nos dimos cuenta de lo mal que cuidamos las playas los humanos. Al final del día nos fuimos al polideportivo. Ahí nos duchamos, aunque tuvimos un pequeño problema con el agua caliente, los que se ducharon primero se la acabaron. Para acabar el día cenamos pasta y nuestra velada fueron unos divertidos juegos entre espartanos y atenienses.

 

 

 

  El sábado 13, nos levantamos a las 9:30, y después de desayunar nos fuimos directamente a limpiar otra playa en la que era solo necesario recoger plásticos, no era como la playa del día anterior en la que el trabajo había sido mucho más duro porque había que desenterrarlos. Lo más curioso, es que había más plásticos en la zona de hierba que en la de arena. Divididos en dos grupos, estuvimos aproximadamente unas cuatro horas trabajando sin parar, y conseguimos limpiar un trozo grande de la playa. Después de comer (bocadillo de jamón con salsa de tomate) tuvimos un rato de tiempo libre, en el que algunos aprovecharon incluso para meterse en el agua, mientras otros dormían o jugaban al “Lorente”. Sobre las 16:30, retomamos el trabajo al otro lado de la playa, donde vimos una mini cueva y encontramos unos plásticos en unas zonas bajas a las que nos costó llegar. En otra zona de la playa, vimos unas huellas misteriosas que no sabíamos de qué eran. Nos fuimos de la playa, que la verdad había quedado bastante limpia, sobre las 19. Finalizada la dura tarea del día, al llegar al polideportivo, hicimos un progreso entre equipos de vida. Cenamos a las 22:30 y después hicimos una velada. A la 1:30 nos metimos, por fin, en los sacos.

 

En nuestro tercer día nos levantamos, y decidimos ir a misa, ya que era domingo de ramos. Al acabar la misa nos fuimos a la playa que nos tocaba  ese día. Nada más llegar comimos, ese día tocaban bocatas de atún con mayonesa y pimientos. Después de comer descansamos un poco y empezamos a trabajar. La playa era preciosa y la verdad que estaba bastante limpia, simplemente tuvimos que hacer un poco de batida por lo que acabamos rápido. Al acabar de limpiar, dos equipos de vida tuvimos que acabar nuestro progreso, mientras el resto se quedó hablando y bañándose. A todo esto empezó a llover pero bueno ahí en la playa nos quedamos. Ese día nos lo pasamos muy bien todos juntos. Sobre las 8:30 nos subimos al polideportivo donde nos duchamos, cenamos, albóndigas con arroz y nos acostamos. 

 

 

El lunes 15, después de desayunar, volvimos a la playa del primer día a desenterrar más plásticos y redes de pescadores. Llovía mucho desde primera hora de la mañana. Pero el principal problema fue que, a la hora de comer, subió mucho la marea y nos tuvimos que ir de allí corriendo. Tuvimos que comer en una zona segura donde había un barco y un remolcador viejos. La comida del día fueron bocadillos de chorizo. Después de comer y del tiempo libre, en el que jugamos entre todos un juego de baloncesto “inventado”, volvimos otra vez a la misma playa. La marea había bajado y pudimos seguir recogiendo basura, no sólo más plásticos no enterrados, sino también cosas de metal pesadas como herramientas y planchas. A las 19 volvimos al pabellón, y aprovechamos para limpiarlo y fregarlo un poco, porque estaba bastante asqueroso… sobre todo el baño. La velada del día fue una imitación del programa de Telecinco “Pasapalabra”, y para mí fue las más divertida del Campamento de Semana Santa. La mala noticia de día fue que durante la cena (pasta con tomate y queso), nos enteramos del incendio y destrucción de la torre de la Catedral de Nôtre Dame en París. A las 00:30 estábamos metiéndonos en los sacos, que al día siguiente había que madrugar para volver a Madrid.

 

Ya llegó el último día, nos levantamos muy pronto, recogimos y nos fuimos a la parada de tren. Ahí desayunamos, galletas con mantequilla y mermelada. A las 8.20 llegó el tren que nos llevó de O Vicedo a Ferrol. En ese trayecto todos aprovechamos para dormir un poco. Cuando llegamos a Ferrol, tuvimos tiempo libre, muchos nos fuimos a dar un paseo para ver Ferrol, pero acabamos todos en la plaza de un parque jugando a las cartas o hablando. Comimos a hora inglesa unos perritos calientes y a la 13:30 cogimos el tren que nos llevaría a Madrid. Con esto finalizábamos el campamento en el que hemos salido satisfechos por haber contribuido con el medio ambiente y en el que tan bien nos lo hemos pasado.

 

 

 

 

Please reload

Follow Us
Please reload

Search By Tags