Acampada 27-28 de noviembre

El pasado 27 de noviembre, por primera vez desde el invierno de 2019, la unidad de Castores se fue de acampada. Después de tanto tiempo sin poder hacer salidas, estábamos todos especialmente ilusionados. Ilusionados y nerviosos: ¡para algunos era la primera vez durmiendo fuera de casa! Con muchas emociones diferentes y nuestras mochilas cargadas, el sábado por la mañana cogimos el autobús rumbo a Valdemaqueda. Una vez allí empezó un fin de semana lleno de diversión. Por la mañana, a través algunos de nuestros juegos favoritos como los relevos o el pañuelo, practicamos el reciclaje, pues estamos aprendiendo a cuidar mejor nuestro planeta.

Por la tarde, después de jugar un buen rato por el pueblo, tocó hacer algo muy importante: formar las madrigueras. Los Castores estuvieron trabajando para crear los mejores equipos posibles y, aunque es un poco difícil ponerse de acuerdo, acabaron formando cuatro madrigueras geniales que los acompañarán el resto del curso.

En la velada nos divertimos muchísimo desfilando con nuestros pijamas favoritos y, antes de caer rendidos, escuchamos un cuento superchulo.

Al día siguiente, con las pilas cargadas de nuevo, nos fuimos a pasear al bosque como buenos Scouts. Hacía un día estupendo y el campo estaba precioso. Aunque lo estábamos pasando genial, hubo que volver para comer y dejar todo muy limpio y ordenado antes de partir, porque el Scout deja las cosas mejor que como las encuentra. Con nuevas anécdotas que contar y muchas ganas de descansar después de un fin de semana cargado de juegos, aprendizaje y amigos, cogimos el autobús de vuelta a casa.

Featured Posts
Recent Posts